Enfermedades olvidadas

Una de cada seis personas en el mundo padece una enfermedad de la que no has oído hablar

Una de cada seis personas en el mundo sufre una enfermedad de la que no has oído hablar. La úlcera de Buruli, el pian o la lepra son enfermedades desconocidas o dadas por desaparecidas para la gran mayoría de personas en el primer mundo. Sin embargo, estas Enfermedades Tropicales Desatendidas (ETD) afectan de manera determinante a las condiciones de vida de las poblaciones en situación de vulnerabilidad en países del África Subsahariana. Se trata de enfermedades olvidadas que no importan a nadie, que no son una prioridad para ninguna institución pero que, a su vez, causan un gran sufrimiento y por eso constituyen el foco de algunas ONG.



En este especial, se describirán los casos de cuatro países del África Occidental, Costa de Marfil, Ghana, Benín y Togo, donde las mencionadas ETD están afectando a los sectores más vulnerables de la población. Anesvad, tras cinco décadas de trabajo centrado en proteger el derecho a la salud de las poblaciones más indefensas, ha iniciado desde 2015 un nuevo enfoque centrado en el abordaje integral de las ETD con manifestación cutánea y asumiendo como propios los objetivos que la OMS ha fijado para estas enfermedades de cara a 2020.



En estos cuatro reportajes, se describirán las causas para la propagación de las ETD en estos países, generalmente relacionados con unos sistemas de salud y unas infraestructuras de comunicación deficientes o dañados por conflictos armados. Se mostrará también los perjuicios físicos para las personas que sufren estas enfermedades, que en casos en los que el tratamiento llega demasiado tarde pueden llevar a amputaciones o daños severos en piel, huesos y cartílagos.



Más allá de los daños físicos, enfermedades como la lepra, el pian o la úlcera Buruli acarrean un pesado estigma en sociedades profundamente ligadas a creencias ancestrales que asimilan la enfermedad con una maldición, sumando el aislamiento social a los males generados por la ETD.



Pero, ante todo, estos reportajes cuentan historias de esperanza, de personas que, gracias al apoyo de ONG internacionales como Anesvad, lograron salir adelante en las condiciones más duras. Historias como las de las de la joven Thèrese, que tras recuperarse de la lepra ahora estudia para ser enfermera en Benín; la de Allui, el primero de los seis hijos de Bernadette en nacer en un hospital en Costa de Marfil; o la de Emmanuel, que tras recuperarse de la úlcera de Buruli en Ghana lanza un mensaje a todos los enfermos: "No vale la pena darse por vencido".





Enfermedades olvidadas

Un proyecto de:

Rubén Taobada

Periodista

Redacción de textos

Diana Matarranz

Diseñadora

Diseño y visualización de infografías

Pelayo Prieto

Vídeo

Montaje y edición

Marta Gastón

Coordinadora

Coordinación y edición

Elssie Ansareo

Comunicación Anesvad

Fotografías y testimonios

Pilar Matias

Comunicación Anesvad

Fotografías y testimonios

Miren Hualde

Comunicación Anesvad

Testimonios

Ángel Pérez

Desarrollador - Artesans

Desarrollo del microsite

La úlcera de Buruli, lepra y pian al detalle

Por: Diana Matarranz


Fotografía: Elssie Ansareo / Fundación Anesvad

La úlcera de Buruli

La úlcera de Buruli es una infección crónica y debilitante de la piel y los tejidos blandos que puede causar desfiguraciones permanentes y discapacidad. La causa la bacteria Mycobacterium ulceran. Se desconoce aún su modo exacto de transmisión, aunque se asocia su presencia a aguas sucias y estancadas.

El diagnóstico y el tratamiento temprano es el único medio para minimizar la morbilidad y evitar discapacidades de larga duración. Puede combatirse con antibióticos de acceso gratuito y puede controlarse su expansión y conseguirse mejor calidad de vida para quienes la sufren.

Se han dado casos en 33 países de clima subtropical (África occidental y central fundamentalmente). Se estima que anualmente se diagnostican cerca de 1.000 nuevos casos de úlcera de Buruli.

La lepra

La lepra es una enfermedad infecciosa y crónica, aunque es la menos infecciosa de las enfermedades transmisibles. Para hacerse una idea, el catarro común es más contagioso. Afecta a la piel, nervios, mucosa del tracto respiratorio superior y ojos.

La causa la bacteria Mycobacterium leprae y se transmite vía aérea, por gotas de la nariz o la boca. Su incubación es muy lenta, puede llegar hasta los 5 años, y los síntomas pueden tardar en aparecer hasta 20 años.

Existe tratamiento antibiótico efectivo y gratuito para combatir la lepra desde 1995. Los países más afectados por la Lepra son India y Brasil, aunque en África está bastante extendida. En el mundo hay registrados 216.108 casos.

El pian

El pian es una enfermedad infecciosa conocida como frambuesía por el aspecto de sus úlceras. Causada por la bacteria treponema pallidum pertenu. Se contagia fácilmente al transmitirse a través del contacto directo con la piel de una persona infectada.

En 2012, un equipo de investigadores de ISglobal descubrió cómo acabar con el pian: una sola pastilla de azitromicina, lo que en países desarrollados tomamos para curar unas anginas, es suficiente para curar a una persona. De hecho, es la segunda enfermedad en la historia de la humanidad que puede erradicarse, después de la viruela.

El pian está presente en 13 países endémicos, pero sobre todo en África y en Papúa Nueva Guinea. Hay 100.000 nuevos casos al año y 50 millones de personas requieren tratamiento.

Te necesitamos para poder contar lo que los poderosos quieren callar.